Rupac, un destino poco visitado pero que en sus alturas guarda hermosos paisajes que combinando con el legado histórico dejado por la cultura pre-inca de los Atavillos nos permite apreciar unas impresionantes vistas desde lo alto del cerro donde se encuentran estas ruinas. Fue así que nos animamos a visitar dicho lugar, armamos nuestras mochilas y con mucho ánimo nos levantamos muy temprano el sábado para tomar el bus en la agencia Z-buss en el Rímac para llegar a nuestro primer destino, la ciudad de Huaral.

Arribamos a eso de las 8.30 de la mañana y luego de caminar cerca de 10 cuadras por la av. Cahuas y hacer algunas cuantas compras más, llegamos a la altura de un grifo de donde salen los carros que van al pueblo de la florida. Pensábamos ir en 2 colectivos pero felizmente encontramos una van donde los 9 pudimos acomodarnos bien para viajar hacia nuestro siguiente destino, el pueblo fantasma de Pampas. Tras negociar el pasaje un rato iniciamos nuestro periplo hacia La Florida, ya aquí nos detuvimos un rato para estirar las piernas y pagar S/.5 soles por visitar los restos arqueólogicos de Rupac.

Pueblo de Pampas

Pueblo de Pampas

Para llegar a Pampas existe un caminito de herradura desde La Florida pero como existe carretera hasta Pampas la movilidad nos dejó ahí y de esta forma evitamos el ascenso a pie que nos hubiera tomado hora y media aproximadamente. Era poco más del mediodía y ya en Pampas nos preparamos para subir a Rupac ya que nuestra intención era acampar en las ruinas y no en Pampas como generalmente se hace, así que empezamos a caminar los largos 6 kms. que separan Pampas de Rupac, el camino felizmente está bien marcado y es imposible perderse a pesar de la neblina que es constante en esta zona.

El sol nos acompañó al principio e hicimos una parada a la altura de una cascada para refrescarnos y tomarnos algunas fotos, continuamos con nuestro camino y de cuando en cuando nos cruzábamos con vacas que con cierto temor nos miraban y nos daban paso para seguir subiendo. Cerca de las 3 de la tarde ya el clima cambió y una densa neblina cubrió el cerro y solo nos dejaba ver parte del camino pero seguimos adelante. Continuamos bordeando el cerro subiendo y subiendo hasta que encontramos el cartelito que daba la bienvenida a Rupac, casi estábamos en el lugar y continuamos caminando y luego de unos minutos llegamos a las ruinas, bastante niebla pero por momentos se disipaba un poco para permitirnos ver el pueblo de La Florida muy abajo y un poquito más cerca Pampas. Eran como las 4.30 de la tarde y empezamos a armar las carpas y aprovechar para pasear por el lugar mientras habia algo de luz, esperando poder ver el atardecer que en nuestra serrania es todo un espectáculo de colores en el cielo.

Atarceder en Rupac

Atardecer en Rupac

Tomamos varias fotos a eso de las 6 de la tarde viendo el sol ocultarse en el horizonte y gracias a los consejos de Juan Karlos tomamos unas fotos muy buenas para regresar al campamento, el frio se sentía un poco y había que abrigarse, felizmente no llovió y pudimos pasar un buen rato charlando y divirtiéndonos acompañados de una botella de vino que llevó Yenny, felizmente había sacacorcho para destaparla, hay que estar preparados para todo! comimos algo caliente y a dormir cerca de las 10 de la noche, había que levantarse muy temprano el domingo para ver el amanecer y recorrer las ruinas con calma.

Felizmente pude dormir mejor que otras ocasiones y me levante a eso de las 5.15 de la mañana, aun estaba oscuro pero ya la gente se iba levantando para empezar el día y de a pocos el sol iba empezando a aparecer. Iniciamos el recorrido por el lugar tomándole foto a todo lo que podíamos y es que el lugar es tan hermoso que es imposible dejar la cámara a un lado, los restos bien conservados contrastan con el magnífico mar de nubes que se ve dando esa sensación de sentirte en el cielo.

Como a las 7.30 empezamos a preparar el desayuno, cafe para unos y leche para otros, pancitos, atún o galletas para acompañar la bebida y fue un agradable desayuno, reunimos toda la basura y la pusimos en la bolsa que nos dieron en La Florida, hay que cuidar los lugares que visitamos, lástima que mucha gente no respeta el medio ambiente ni los restos arqueológicos ya que encontramos bastante basura en el lugar y algunas ruinas pintadas con nombres y corazoncitos, hey! hacer esto en una ruina no tiene nada de romántico! por eso estamos como estamos, el peruano no respeta su cultura ni el medio ambiente.. que lástima!

Amaneciendo en Rupac

Amanece en Rupac

Desarmamos todo y preparámos las mochilas para iniciar el regreso a La Florida, eran poco más de las 9 de la mañana y debiamos estar a la 1 de la tarde ya que la movilidad nos esperaría a esa hora para regresar a Huaral. Una breve detención para visitar Marca Kullpi el cual por su posición debe haber representado un puesto de vigilancia ya que desde el lugar tiene una impresionante vista de todo el valle. Unas fotitos a seguir nuestro camino, bajabamos con cierta prisa y de cuando en cuando nos ibamos cruzando con un grupo de personas que iban a Rupac, eran de Andex pero ellos habían acampado en Pampas.

Llegamos a Pampas cerca de las 11.30 de la mañana y aprovechamos para recorrer el pueblo y tomar algunas fotitos más para a continuación seguir nuestro camino en descenso hacia La Florida. Ni bien salimos de Pampas por la carretera encontraremos un caminito de herradura que desciende y tras cerca de una hora más de camino nos lleva a La Florida aunque en esta prte el descenso se hizo algo más lento ya que teniamos una persona lastimada del pie y bajaba algo más lentito pero al final pudimos llegar cerca de la 1.40 de la tarde para enrumbar hacia Huaral donde llegamos a eso de las 4 de la tarde, la movilidad nos dejó en la agencia de Z-buss para tomar el carro de regreso a Lima llegando a nuestro destino a eso de las 6 de la tarde.

Datos a tener en cuenta:
Pasaje a Huaral en Z-buss S/. 6 soles (L – V) S/. 6.5 soles (S-D-F)
Pasaje de Huaral a Pampas S/. 20 soles
Ingreso a Rupac S/. 5 soles (se paga en La Florida)

Más fotos de esta salida aquí

Popularity: 6% [?]