Fin de semana y la necesidad de salir fuera de la gris Lima es necesaria, en esta ocasión decidimos elegir la laguna Neveria como destino de nuestra caminata. Luego de hacer las respectivas coordinaciones en San Mateo los días previos nos reunimos en Chosica el sábado a las 5 de la tarde, aunque debido al congestionado tráfico de la carretera central los últimos participantes llegaron cerca de las 6.15 de la tarde. Como eramos 22 personas felizmente nos consiguieron una couster así que no hubo necesidad de hacer cola en el paradero de las combis a San Mateo y abordamos nuestro transporte con cierto retraso.

Casi dos horas de viaje y ya estabámos en San Mateo, donde nos esperaba Manolo en el “Patrón”, nos acomodamos en nuestras respectivas habitaciones y salimos a comer al “Rancho”. El nutrido grupo departió amenamente mientras comíamos, al final algo caliente para tomar y de regreso al hospedaje. Tras las coordinaciones con la movilidad nos fuimos a dormir cerca de las 11 de la noche. El domingo había que levantarse a las 5 de la mañana para salir muy temprano con rumbo a Chicla.

Foto Grupal en Chicla

Foto Grupal en Chicla

Las alarmas sonaron y todos arriba para alistarse a tomar un buen desayuno primero y luego para abordar los colectivos que nos esperaban a las 6 de la mañana en la puerta del hospedaje. Sin mucha demora nos dirigimos a Chicla, un viaje que dura unos 20 minutos por la carretera central, al bajar de los vehículos la clásica foto de grupo en la plazita y a caminar para combatir el frio de la mañana. La via férrea, punto inicial del trek a Neveria y 900 metros de desnivel por superar, el camino es todo en subida con muy pocos lugares planos donde descansar.

A poco de avanzar y luego de haber subido unos 200 metros nos encontramos con Don Pedro en su cabaña, habitual poblador de Chicla que durante el dia para en la montaña y de noche baja a Chicla a descansar donde tiene su casa, tras algunos minutos y una amena charla nos despedimos de Don Pedro para continuar nuestro camino, a algunos la altura ya les estaba pasando factura sintiendo mareos, agitación y dolores de cabeza pero con mucho ánimo continuaban para llegar a la laguna. El sol ya estaba sobre nuestras cabezas y había que despojarse de algunas prendas.

Laguna Neveria

Laguna Neveria

Para llegar a Neveria se debe tomar el camino de la izquierda, si se sigue el camino de la derecha se desviarán y terminarán en la cruz de Neveria pero lejos de la laguna. En si no hay probabilidades de perderse pero el esfuerzo es bastante ya que hay que subir en todo momento. Último descanso previo a la última subida con destino al abra Pisha, son cerca de las 9.45 de la mañana y se podría decir que vamos bien de tiempo. El cielo está despejado y el sol nos quema con fuerza. A seguir subiendo, lento pero seguro y tras un tiempo más el abra está a nuestro alcance.

Ahora todo lo que resta es bajar un poco y seguir el cauce del pequeño río que viene de la laguna. Caminando através de un canal de regadío nos aproximamos y luego de pasar por unas 3 lomitas la laguna queda a nuestra vista. Esta nos recibe con sus aguas turquezas y sus montañas que conservan algo de nieve en sus cumbres. Es mediodía y luego de una ardua caminata a disfrutar de la laguna descansando y comer un poco. El buen clima nos acompaña en todo momento lo cual realza aún más la visita a Neveria.

Fotos por aquí y por allá, el mejor momento para inmortalizar el momento, nos quedamos cerca de 2 horas en la laguna y ya para irnos nos tomamos una última foto grupal con la laguna de fondo. Listos para volver, aun nos falta el camino de retorno y este es algo complicado en la bajada ya que tiene bastante pendiente en ciertos tramos. Primero llegar al abra, un pequeña subidita algo complicada pero corta, un breve descanso y aseguir bajando.

Foto Grupal en Neveria

Foto Grupal en Neveria

En esta parte algunos sufrieron resbalones pero nada de consideración y pudieron seguir bajando hasta llegar al camino amplio donde ya es más tranquilo poder bajar, los primeros en llegar a Chicla lo hicieron cerca de las 5 de la tarde. Los colectivos estaban esperándonos en la plazita de Chicla, al final terminé de bajar cerca de las 6 de la tarde a Chicla acompañando a un amigo que bajaba más lento debido a que las piernas le dolían producto del esfuerzo realizado.

Abordamos los colectivos y enrumabmos con destino a San Mateo nuevamente, cansados pero con la satisfacción de haber llegado a Neveria y de haber disfrutado de un día de sol y en grupo. Finalmente tomamos la combi a Chosica para tomar el carro hacia Lima para descansar.

Datos a tener en cuenta:
Hospedaje en el Patrón S/.11 soles la cama (solo a grupos de montaña)
Pasaje desde Ovalo Santa Anita a Chosica S/. 2.5 soles
Pasaje desde Chosica a San Mateo de Huanchor S/. 5 soles
Colectivo de San Mateo de Huanchor a Chicla S/. 2.5 soles

Más fotos de esta salida aquí

Popularity: 2% [?]