Desde mis inicios en el mundo del trekking había oído sobre esta laguna, incluso buscando info en internet pude leer algunos relatos de personas que intentaron llegar a dicha laguna pero que por diversos motivos no lo lograron, mencionando incluso que dicha ruta es una de las más difíciles. El año pasado tuvimos la oportunidad de asistir a la peregrinación a Arca pero nos atrapó la fiesta en el pueblo y pues entre tomar, comer y bailar hizo que saliéramos muy tarde hacia Laguna Seca y como no conocíamos la ruta muchos nos perdimos y tuvimos que dar la media vuelta.

Después de aquella amarga experiencia tuvimos que esperar todo un año para la revancha, esta vez no cometeríamos los mismos errores de la primera vez si es que queríamos llegar a Laguna Seca, que es el primer descanso oficial y donde se reunen los pobladores para tomar desayuno y continuar con la marcha hacia Arca. Decidimos reunirnos en Chosica por la noche, pensamos llegar a más tardar 7.30pm pero el tráfico en la carretera central nos retrasó y terminamos llegando como 8.10pm, aquí ya nos esperaba Muchikon, para esta nueva aventura solo seríamos 3, a diferencia del año pasado que fuimos como 12 pero por diversos motivos los demás no pudieron ir con nosotros. Incluso mi participación estuvo en duda ya que estaba agripado y con tos, y así fui ya que no quería perderme la oportunidad de conocer Arca.

Laguna Seca
Laguna Seca

Salimos de inmediato hacia Matucana, una hora después ya estabamos aquí y preguntamos a una señora por transporte a Marachanca, y nos dice que hace un ratito había salido un camión, mala suerte! ahora teníamos que ver si algún otro carro saldría o sino tendríamos que caminar hasta allá. Como ya era tarde pensamos que no habrían más carros que subirían, así que no perdimos tiempo, nos pusimos nuestras frontales y empezamos a caminar hacia Marachanca. Ibamos despacio pues no queríamos cansarnos mucho ya que al llegar al pueblo la intención era continuar nuestra ruta hacia Laguna Seca.

El camino se hizo largo y llegamos a Marachanca cerca de las 11.45pm, a diferencia del año pasado esta vez se esmeraron un poco más y armaron un escenario donde habían grupso que tocaban y había abundante cerveza. Nos quedamos en el pueblo cerca de media hora y decidimos partir, el motivo de salir temprano era caminar despacio y no cansarnos mucho para superar el tramo más complicado y así poder llegar a Arca con los pobladores.

Como ya conocíamos el camino hacia Laguna Seca, este no sería un problema, así que empezamos nuestro andar despacio, guardando piernas para lo que se vendría más adelante. El cielo estaba estrellado pero no había presencia de la luna, avanzamos hasta llegar a la pampa previa a la subida a Laguna Seca a eso de las 3.15 de la mañana, buscamos una roca y nos sentamos a descansar, aprovechamos para abrigarnos más y decidimos dar una cabeceada en aquel lugar esperando a que lleguen los demás pobladores. Dormimos cerca de media hora y al rato empezaron a llegar algunas personas, esperamos un poco y decidimos empezar a subir a eso de las 4 de la mañana, divisando aún un caminito claro en la subida.

Morococha
Morococha

A diferencia del año pasado no vi demasiados arbustos y no nos mojamos demasiado como el año pasado. Hay que agregar que esta parte es bastante húmeda por las noches y temprano por la mañana. Luego de caminar por  cerca de unos 40 minutos el camino se perdió y había que empezar a subir por lugares que se podían ver más o menos claros como para poder caminar.
Ibamos subiendo lento, podíamos ver las luces de las demás personas que también intentaban llegar a Laguna Seca, cada quien por su lado y es que en este punto no hay un camino definido, el camino lo tiene que hacer uno para poder llegar arriba.

Felizmente amaneció y pudimos ver mejor el lugar, ya habíamos ganado suficiente altura y ahora solo faltaba sortear un pequeño paso para salir del agreste lugar y caminar por un descampado que nos lleva hacia Laguna Seca. Está última parte tuvimos que hacerlo con cuidado y por fin logramos sortear nuestro último escollo y de aquí para adelante ya el camino se hace más tranquilo. Faltaba llegar al punto de encuentro y de paso permitir que los primeros rayos del sol de la mañana nos calienten porque el frio del lugar también merma el rendimiento. A paso lento logramos llegar a Laguna Seca a eso de las 8 de la mañana, ya en el lugar habían unas 20 personas descansando y esperabamos más que debido a la fiesta en el pueblo se quedaron y ya no subieron.

Hacia Arca
Hacia Arca

Aprovechamos para descansar y cerca de las 9 de la mañana los pobladores empezaron con sus tradiciones como es el ritual de persignarse frente a la vara que leva el juez así como los que van a Arca por primera vez tiene que bailar un rato como bautizo. Una vez terminado con esto, el grupo se  encamina hacia Morococha, donde se debe pasar por un tramo de roca con cuidado ya que un resbalón y uno puede sufrir una caída de unos 10 metros. Luego de superar esta parte hay que subir a la parte más alta de un pequeño cerro desde el cual se puede ya divisar la caída de agua que viene de la laguna Arca. Desde aquí solo hay que ir a nivel y el camino termina subiendo unos 50 metros más para dejarnos al pie de la laguna.

Hay que agregar que en este último tramo se pasa por tierra suelta y a pesar que existe un camino apenas visible un resbalón y podemos caer metros  abajo. El camino, por llamarlo de una forma, se hace bastante largo y uno siente que la dichosa laguna se hace cada vez más lejana. El cansancio tras varias horas de caminata y con apenas media hora de sueño se hace sentir ya en la parte final. Las piernas parecen de plomo y cada paso se hace más lento que el anterior, ya no falta mucho y puedo ver a las personas en la parte alta ya descansando a orillas de la laguna, me animo y sigo subiendo, unos metros más y por fin puedo ver Arca con mis propios ojos, la sensación es extraña, mi segundo intento a esta laguna y por fin logro llegar.

El clima es muy bueno, el cielo está despejado y el sol es agotador, aprovecho para tomarme todas las fotos que puedo, a pesar del cansancio aun quedan fuerzas para posar para la cámara. Aquí esperamos a que terminaran de llegar los últimos y se empezó con la ceremonia central por parte de los pobladores de Marachanca, pasearon la cruz hasta llevarla al lugar donde es colocada y repartieron comida entre los asistentes. A ratos las nubes bajaban para volver a subir, parecía que el buen clima se iría de un momento a otro, sin embargo esto no bastó para que las celebraciones en la laguna se detuvieran. Cerca de las 2 de la tarde comenzamos el camino de regreso a Marachanca, y como ya es sabido no se regresa por donde se vino ya que los pobladores bajan por Orcococha.

Laguna Arca
Laguna Arca

Lo cierto es que la niebla nos atrapó y había que bajar con cuidado e intentar mantener el ritmo de los pobladores en la bajada, algo casi imposible, ya que si suben con bastante rapidez para bajar son aún más veloces. El regreso se hizo pesado y hasta más dificultoso que la subida y es que parecía que nunca llegaríamos puesto que debíamos bajar por un camino bastante largo y  encima con escasa visibilidad. Antes de continuar nuestro camino se debe también hacer una pequeña reunión en la cruz que da inicio al canal de regadio que lleva el agua de Arca hacia Orcococha, aquí los pobladores te ponen un poco de barro en las mejillas, el cual sirve para que la montaña evite que bajes al pueblo.

Desde aquí el camino se hace más claro hasta las lagunas gemelas en Orcococha, sin embargo darle la vuelta al cerro parece interminable hasta que por fin divisamos a lo lejos Orcococha, aquí también ya había empezado una pequeña fiesta en la cruz pero decidimos continuar nuestro camino hasta Marachanca para intentar llegar lo más rápido posible aunque ya en este momento el cansancio es tal que uno camina por inercia y tras una media hora más de camino logramos llegar a Marachanca a las 6.15 de la tarde, poco más de 4 horas de bajada, llegamos con los pies reventados, cansados a sentarnos y esperar que un camión baje a Matucana mientras tomabamos gaseosa para refrescarnos un poco.

El camión terminó bajando pasada las 7 de la noche pero ni modo, ya no quería seguir caminando así que esperamos nomás y al llegar a Matucana me pedí mi café con su respectiva cachanga para esperar que viniera un carro de San Mateo (los de Matucana solo salen hasta las 7 de la noche) que viniera para que nos lleve a Chosica y regresar a Lima super cansados pero contentos por haber completado la ruta más exigente que haya podido hacer y tener la satisfacción de poder haber estado en Arca.

Datos a tener en cuenta:
Pasaje desde Ovalo Santa Anita a Chosica S/. 3 soles
Pasaje desde Chosica a Matucana S/. 3.5 soles
Pasaje de Matucana a Marachanca en camión S/. 3 soles

Más fotos de esta salida aquí

Popularity: 2% [?]